¡Mar, sol y arena! Tres sencillas palabras que dicen mucho acerca de un destino de vacaciones en el Caribe. Elija una isla tropical idílica, combínelo con una amplia gama de actividades, y añada un toque de color local y sonrientes rostros bañados por el sol. ¿El resultado? Una receta infalible para unos recuerdos perfectos.

Bahamas

¡Todo es mejor en las Bahamas! Al menos, eso dicen y no sin razón: dos mil islas y cayos, playas espléndidas y cristalinas aguas azules se combinan con un servicio inigualable y la hospitalidad de los bahameños.

República Dominicana

La República Dominicana presenta una arquitectura colonial que convive con modernas estructuras, cumbres y valles, acantilados y manglares, playas de arena blanca rodeadas de palmeras, además de la salsa y el merengue. Añada la cálida bienvenida de los locales y descubrirá que ¡República Dominicana lo tiene todo!

Miches Playa Esmeralda